FentexHaus - ¿Por qué cambiar las ventanas de tu casa?

¿Por qué cambiar las ventanas de tu casa?

Si nuestra vivienda tiene ya unos años y nos preguntamos si ha llegado el momento de cambiar las ventanas, debemos observar si se producen algunas de las siguientes situaciones que serán un buen indicativo de que ha llegado el momento del cambio.

- Si las ventanas están muy frías en invierno y muy calientes en verano.

- Si con lluvia fuerte se filtra algo de agua al interior de la vivienda.

- Si el viento silba al colarse por las juntas de las ventanas.

- Los marcos de mis ventanas son muy gruesos y queda poco espacio para que entre la luz.

- Cuando las ventanas están cerradas y oigo el ruido de la calle igual que cuando están abiertas

- Si hay que dedicar tiempo y dinero cada año para mejorar el aspecto de las ventanas.

- Cuando los mecanismos se han deteriorado y se atascan al abrir y cerrar.

- Si las hojas son demasiado grandes y pesan demasiado.

- Si a pesar de tener la calefacción puesta se nota un ambiente interior frío y áspero.

 

Ventajas de cambiar las ventanas para ahorrar

 

Para empezar, antes de cambiar las ventanas es importante entender que en un principio será un gasto mayor, que a la larga le permitirá ahorrar más.

Si hacemos una buena inversión en nuestras ventanas, nuestra casa será más valiosa en una posible venta o alquiler, tendrá menos ruido y, además, podremos gastar hasta un 50 % menos en calefacción y energía eléctrica.

 

Instala ventanas poco permeables.

 

Se suele recomendar instalar ventanas de tipo batiente u oscilobatiente, ya que, al ser menos permeables, dificultan que el aire pase al interior de la vivienda. Si, por el contrario, optas por otro tipo de ventana como las plegables o las correderas, te invitamos a saber más sobre los tipos de apertura, lee nuestro blog ¿QUÉ TIPO DE VENTANAS EXISTEN? - POR TIPO DE APERTURA.

 

Presta atención al marco.

El marco de una ventana puede llegar a ocupar una cuarta parte de la superficie de esta y es el culpable de gran parte de la transmisión térmica entre el interior y el exterior. Para lograr ese valor de la transmitancia, es preferible que el material del marco sea PVC, madera o aluminio con rotura de puente térmico. El valor puede bajar hasta menos de 1,5° de transmisión térmica. Aunque en el momento de la instalación tengas que gastar más dinero, ahorrarás en calefacción y aire acondicionado durante años. Para saber más sobre los tipos de material para tu ventana, lee nuestro blog ¿QUÉ TIPO DE VENTANAS EXISTEN? - POR TIPO DE MATERIAL.

 

Elige un buen cristal.

 

Igual que ocurre con el marco, a través del vidrio siempre puede pasar algo de calor. Para evitarlo, te recomendamos optar por el vidrio doble, que consiste, como su propio nombre indica, en dos láminas de vidrio con una cámara de aire interior. Este tipo de cristal dificulta la condensación y aumenta el aislamiento térmico y acústico, lo que te permitirá mantener la misma temperatura en casa. Para saber más sobre los tipos de acristalamiento para tu ventana, lee nuestro blog ¿QUÉ TIPO DE VENTANAS EXISTEN? - POR TIPO DE VIDRIO.

 

Comprueba el factor solar.

 

Hay mucha gente que decide cambiar las ventanas por otras con cristales de bajo factor solar, es decir, cristales que dejan pasar poca energía solar. Esto, en realidad, es un arma de doble filo, ya que según la época del año, necesitaremos más o menos luz y más o menos calor. Por lo que al ahorrar en una factura, estaremos gastando en la otra. 

Aunque, el cambio de ventanas puede hacerse cuando se necesite o mejor le convenga, siempre será preferible ejecutarlo en los meses de temperaturas menos extremas. Es decir, en torno a primavera (antes de la llegada del verano) y otoño (antes de la llegada del invierno). Verano e invierno serán buenas fechas para ir visitando a los proveedores, informándose de las diferentes opciones y haciendo el encargo. Hay que tener en cuenta que, desde el encargo hasta la recepción de las ventanas es posible que pasen un par de semanas.

COMPARTIR