FentexHaus - Aislamiento Acústico con ventanas de PVC KÖMMERLING

Aislamiento Acústico con ventanas de PVC KÖMMERLING

El ruido persistente en el hogar o en el lugar de trabajo puede tener un efecto negativo en la salud. ¿Qué se puede hacer con el ruido? Cómo se evita el estrés causado por el ruido?

 

Los niveles de ruido normales en el hogar no deben ser superiores a 34 dB (decibeles), como si se encontrara en la tranquilidad del campo. Pero en zonas residenciales urbanas las fuentes principales de ruido continuo vienen del tráfico ferroviario, aéreo y de la calle por el comercio, la industria y las zonas de ocio.

 

El ruido del exterior penetra las fachadas por las ventanas, por donde ofrece la menor resistencia. Las ventanas viejas representan un punto débil, no solo por el acristalamiento sino también por el material del marco y cómo esta instalado.

 

El estrés acústico continuo puede tener graves secuela por ejemplo mala concentración, enfermedades cardiovasculares, depresión, insomnio, deficiencias de aprendizajes infantiles. Por eso, un buen aislamiento acústico en el hogar es un tema clave. Después de todo su casa debe ser un refugio de paz, donde se puede escapar de la agitación y ruido de la vida cotidiana.

 

El índice de amortiguamiento acústico mide la eficacia de cada componente para impedir la entrada del ruido exterior. Un aumento de 10 dB parece ser dos veces más alto. Las ventanas de PVC con acristalamiento de aislamiento estándar logran un aislamiento acústico de 32 dB, este valor puede aumentar hasta 48 dB en las ventanas de PVC con el acristalamiento funcional especial.

El aislamiento acústico se puede determinar midiendo los niveles de ruido por fuera y por dentro de la casa, la diferencia corresponde aproximadamente al valor de aislamiento de la ventana. Cuando se mide demasiado ruido por dentro, la ventana no esta aislando como debe. El aislamiento acústico de las nuevas ventanas debe llegar al valor recomendado para el interior (25 a 35 dB).

Pero, ¿Por qué unas ventanas aíslan más que otras?

Las ondas sonoras se propagan de dos maneras, a través de los sólidos y por el aire. En el caso de los sólidos con es el vidrio, la mejor opción son los laminados que combinan varias capa unidas por una lámina especial y combinando diferentes espesores par reducir la vibración armónica.

Ahora, con respecto a la propagación del ruido por el aire, este tiene dos frentes, el primero por las juntas del perfil, que deben ser de buena calidad para garantizar la hermeticidad. Para esto, tenemos que asegurarnos que la ventana sea de clase 4. Nuestras ventanas Kömmerling superan esta clasificación.

La resistencia a la presión del viento es también importante para evitar deformación que provoquen que el aire entre por las juntas. Nuestras ventanas C5 (clase 5) con refuerzo de acero, solucionan este problema.

 

El segundo frente es la instalación de la ventana en la obra, en la que hay que asegurarse de que se selle correctamente para que no entre aire entre la ventana y la pared.

 

A diferencia de una ventana corredera convencional que tiene un aislamiento acústico de 24 dB, una ventana de Kömmerling puede ir desde los 32 a los 49 dB.

 

Impide la entrada de ruido molesto con tan solo instalar ventanas Kömmerling. Disfrute ya de paz y tranquilidad.

 

 

COMPARTIR